Heiner Meyer (Bielefeld)

Glamour

Con este concepto asocia el artista el Hollywood de los años 50 y 60 y su icono de marfil Audrey Hepburn, quien llegó a encarnar como ninguna otra el "glamour" de la época.

Al entrar en la habitación ideada por Heiner Meyer nos encontramos con sus incomparables ojos que vigilan por encima de la cabezera de la cama y arrastran al huésped hacia ella. En la habitación encontramos algunos detalles inspirados en su imagen, o si no se hará referencia al estilo de vida de las estrellas de Hollywood de la época tal y como nosotros conocemos a través de las revistas de ese tiempo: el espejo del camerino del teatro, la araña colgada del techo, las opulentas cortinas o la alfombra de piel de cebra (no original, por supuesto). Todo ello juega con nuestras expectativas.

El momento entre los diferentes estilos, que amenazan continuamente con perder el equilibrio, es un hecho consciente.